¿Un asesor para mi?

La pequeña y mediana empresa (PYME) está caracterizada, según datos del INEGI, por tener menos de 20 empleados refiriéndose a empresas no productoras. Según datos de SECOFI alrededor de 98% de las empresas están dentro éstas clasificaciones. La mayoría somos PYMES. Por cada dos empresas grandes, habemos 98 pequeñas y medianas.

 

Entre otras tantas características de las PYMES, encontramos: la falta de liquidez, sobresaliente capacidad técnica del propietario, falta de estructura administrativa, problemas de cobranza, desconocimiento de las leyes y la falta planeación entre otros. No todas las empresas tienen las mismas necesidades; algunas no tienen ningún problema ¡pero algunas los tienen todos!.

 

Al mantener un staff de planta pata que ayude resultaría extremadamente caro e ilógico. Siendo una PYME, tendrá necesidades de diversos asesores en diferentes momentos, pero difícilmente todos tenemos al mismo tiempo.

 

Es indispensable tener quien le pueda ayudar cuando tenga un problema. Es muy importante que seleccione o consiga a estas personas cuando NO tenga problemas.

 

Esta comprobado que en las decisiones bajo presión, se cometen más errores que en las que no lo están. Cuando somos los que hacemos “de todo”, es muy fácil que padezcamos de ceguera de taller o miopía, puesto que estamos todo el día dentro de la empresa, saliendo de ella seguimos pensando en los problemas y hasta dormir seguro soñamos con la empresa. Los asesores no sufren de dicho padecimiento.

 

Un asesor es la persona a la cual le pedirá un consejo cuando lo requiera o es la que hará algún tipo de trabajo por usted cuando así lo amerite la situación.

 

Usted es experto haciendo lo que sabe (en mi caso se mercadotecnia, venta de autos, diseño gráfico y publicidad). No soy experto en leyes, medicina, seguros, venta de casas, manejo de cuentas bancarias, etc. Y es ahí cuando necesitamos a un asesor para que nos aconseje y guíe para solucionar nuestro problema o confusión de la mejor manera.

 

El proceso que puede seguir para conseguir a sus asesores es: primero haga una lista de las áreas en las que requiere asesoría; después piense en sus amigos y conocidos para ver si alguno de ellos puede ocupar un lugar, redacte una carta de invitación solicitándoles el apoyo y la forma en que le interesa trabajar, posteriormente contáctelos y si aceptan inclúyalos en su lista final de asesores; finalmente mantenga contacto con ellos periódicamente.

Si usted no logra encontrar alguno de los asesores de su lista entre sus conocidos recurra a las recomendaciones. Dentro de los datos deberá solicitarles a los asesores: Nombre completo, dirección (oficina y casa), teléfonos, celular, especialidad, años de experiencia, tarifa por hora, base de contrato o acuerdo, otras empresas con las que trabaja y cualquier otro dato que usted crea que es importante.

 

Incluya en su lista de requisitos o puntos a tratar con el asesor el precio por l asesoría, que asuntos puede resolver y cuales no, cobro por revisiones, consultas telefónicas, etc. Mientras más tópicos puedan platicar antes de que requiera de sus servicios, será mejor. Probablemente nunca requiera de sus servicios, pero recuerde que es como un seguro de vida: uno lo compra para estar protegido contra la muerte, no para morirse.

 

A continuación incluyo una lista de sugerencia de asesores con los que puede contar y la razón o labor que desempeñarán. ¿A uested también lo puede convencer?

 

Ceguera de taller: Es aquel síntoma que tenemos cuando no nos damos cuenta de los problemas que tenemos dentro de la empresa, sin embargo las personas desde afuera pueden percatarse fácilmente.

 

Miopía de mercadotecnia: Sucede cuando uno cree que el servicio que uno presta o el producto que uno vende, es lo más necesita el cliente, siendo que no le hemos preguntado a él.

 

El Asesor y sus funciones.

 

Contador Administrativo: Es el que le ayudará a codificar las pólizas contables, llevará el calculo de impuestos, hará sus declaraciones de SHPC, etc. Llevará también el alta, los permisos, el cumplimiento de los requisitos laborales: contratos, cuadros de antigüedad, vacaciones, seguro social, afore, etc.

 

Contador Fiscal: Revisará la labor primero, y además ayudará a usar las ventajas que da la ley referente a impuestos y no a cometer infracciones fiscales (impuestos).

 

Abogado Laboral: Le ayudará ante la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), demandas o cobros injustificados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Asuntos varios legales de empleados. Sindicatos.

 

Abogado Mercantil: Le cobrará esos cheques que le dieron sin fondo, ese equipo del que no le han pagado, el pagaré que firmó como garantía, y ahora quieren ejercerlo contra usted.

 

Abogado Penal: Uno nunca sabe en que momento llegue a cometer algún error involuntario el cual genere responsabilidades penales. Es mejor estar preparados.

 

Agente de seguros: Le ayudará a seleccionar el mejor seguro para su empresa, incluso no solo el seguro, sino que muchas veces hacen sugerencias de formas de trabajo o protección para que nuestra empresa sea más segura. Aproveche su experiencia.

 

Consultor Administrativo: Le ayudará a detectar los problemas de ceguera de taller y miopía. Podrá cooperar con usted haciendo los planes y revisando que sean factibles.

 

Diseñador Gráfico: Podrá mejorar la imagen de su empresa, para anuncios publicitarios, selección de una campaña u otra. El que imprime sus facturas, códigos de barras, tarjetas de presentación, papel membretado, folletería, pósters, anuncios espectaculares o luminosos, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s